Es verdad que nuestros hábitos alimenticios hoy en día no son precisamente los más saludables, tan sólo basta con abrir la lonchera de cualquier niño de escuela para darse cuenta que su comida dista mucho de ser “saludable” : quesitos plagados de conservadores, jugos saturados de azúcar artificial los cuales nos venden con la leyenda “100% de pulpa natural”… naturalmente artificial¡¡¡  El caso es que desde los más pequeños hasta los que ya estamos entrados en años consumimos cada vez más productos procesados que afectan el funcionamiento de nuestro organismo y aunque el tema de la Diabetes ya está escrito en infinidad de blogs y sitios en la red, lo cierto es que poco se habla de como “erradicarla” una vez diagnosticada, lo cual también obedece obviamente a los intereses de las grandes farmacéuticas por mantener a la gente enferma para que siga existiendo mercado potencial.

Yo no soy diabética, pero tengo un padre que sí lo fue, y digo “lo fue” no porque el Viejo se haya muerto, nada de eso, salio más resistente que ni las mismas cucarachas a la radiactividad jajajajaa, mi padre sigue vivo y hoy en día el no es más diabólico (diabético pues), las secuelas que esta enfermedad le dejó esas ahí siguen (visión afectada, picores en extremidades etc), pero… su páncreas funciona de manera tan adecuada que hace ya más de dos años dejó de ser insulinodependiente, jamás volvió a inyectarse ¿cómo lo logró? Pues con la ayuda de una bendita planta que le recomendaron, nadamás y nada menos que la muy conocida Planta de insulina (Uva cimarrona, Cissus verticillata – Cissus sycioides) y una dieta balanceada obviamente.

 

planta_insulina 1     planta_insulina 4      planta_insulina 3

Antes de que él probara, probó muchas cosas más sin tener éxito, hasta que dio con esta planta, la cual tiene ahora sembrada en el patio de la casa, se trata de una enredadera de sol que da hojas grandes de aproximadamente 10 cm.  en un tono verde muy brillante y unas bolitas muy similares a las uvas y a los garambullos; mi papá estuvo a prueba y error con esta planta hasta que encontró la dosis perfecta para él: en un litro de agua hierve unas 5 hojas máximo y ese litro, una vez hervido, lo mezcla con otro litro más de agua pura y la consume como agua de uso durante el día o los días que le dure esta preparación.  Lo que esta planta le ha hecho es estimular la función del páncreas de manera natural (la insulina que se inyectaba había mermado y vuelto flojo a su páncreas por completo), ahora ya produce de nuevo insulina en niveles adecuados, lleva ya todo un año monitoreado cada dos meses con exámenes médicos y todos han salidos en niveles óptimos, todo gracias a esta planta y una buena alimentación.

Como lo dije al inicio, yo no soy diabética , pero sí tengo ya lista la planta macerándose en alcohol de grado alimenticio para ser usada en Microdosis, procuro compartirla con quien sea porque sé que la vida es un ir y venir y como estamos aquí sólo un instante, pues que mejor que compartir algo tan preciado como lo es la salud.

Deja un comentario

Se el primero en comentar

Notify of
avatar

wpDiscuz